“VIAJES PEDAGÓGICOS” CONGRESO FOL 2020+1 (SAN SEBASTIÁN)

Hace tiempo que la sociedad en general es consciente de la importancia -necesidad, incluso, en los tiempos actuales- del trabajo en equipo en el contexto educativo, de que los alumnos construyan su propio aprendizaje de manera cooperativa entre iguales. A lo que quizá no estamos tan acostumbrados, o a lo que no se le ha prestado suficiente atención hasta hace relativamente poco tiempo, es a que lo haga también el profesorado. Es decir, que los docentes intercooperemos para aprender unos de otros, para compartir buenas prácticas y experiencias, para debatir las mejores formas de enseñar y de evaluar.

 

Esto es tan importante o más que lo primero, porque si los docentes estamos acostumbrados a trabajar de esta manera, lo transmitiremos de manera natural en nuestras clases, y no como algo forzado o puntual. Por tanto, porque lo consideramos fundamental para mejorar nuestro servicio educativo, hemos tomado la decisión de invertir una gran parte de nuestro tiempo y de nuestros recursos (económicos y de otra índole) en esto: en salir de nuestro ámbito de acción, que muchas veces se circunscribe a nuestra aula o a nuestro centro, y salir a ver cómo se trabaja en otros sitio.
Mediante la realización de intercambios, acciones formativas, periodos de observación, congresos, etc., queremos reforzar el trabajo cooperativo entre nuestros docentes; proporcionándoles otros contextos reales donde se trabaja de esta manera, ya sea en centros educativos andaluces, de otras comunidades autónomas, o incluso europeos.
En definitiva, con esto queremos seguir trabajando para el beneficio del alumnado (que es también el nuestro), así como para el de la sociedad en general. Estamos convencidos de que, si mejoramos el servicio educativo y le damos -cada vez más- el protagonismo que debe tener como servicio social, los futuros profesionales estarán mejor formados y tendrán una mayor capacidad de adaptación a los entornos que les esperan.

 

Con esta intención y con la de traer de vuelta un significativo aporte pedagógico a nuestro centro acudimos, el pasado día 14 de octubre de 2021, al Congreso de FOL 2020+1 de Euskadi. Y lo hemos hecho como ponentes para presentar unos de nuestros proyectos de Aprendizaje y Servicio, que llevamos a cabo con el alumnado del ciclo de FP Básica de Servicios Administrativos.
En San Sebastián, decenas de docentes de todas las Comunidades Autónomas COOPERAMOS (con mayúsculas), comunicamos y compartimos nuestra experiencia sin complejo alguno. Y es que en Andalucía hay grandes profesionales de la educación. Y en el CES Santiago Ramón Cajal, también. Y cuando hay que “sacar pecho” hay que sacarlo. Y en esta ocasión lo hemos hecho en la cuna de la Formación Profesional de nuestro país: Euskadi. Todo un orgullo.

Aparte del reconocimiento de otros docentes ¿qué nos traemos para nuestro alumnado? Nuevas visiones sobre otras formas de trabajar, diversidad en el enfoque que se le puede dar a la Educación en general y a la Formación Profesional en particular. La consciencia de que nuestro ENTORNO nos puede y nos suele condicionar, dificultándonos mirar más allá de lo que nos rodea, y que por tanto debemos estar siempre en contacto con el exterior, con los compañeros de profesión allá donde se encuentren, para compartir nuestro trabajo y aprender unos de otros.

De Euskadi nos traemos la importancia de potenciar y facilitar el “Aprender a Aprender”, la importancia y el valor que tiene el que un compañero o un alumno nos pueda corregir, pueda sumar y podamos construir el conocimiento entre todos; porque en la Educación, cada día, todos aprendemos si todos sumamos. Debemos meter en la ecuación el valor del respeto al trabajo de todos y el valor de la crítica constructiva. Así, el servicio educativo será de mucha mayor calidad.

 

De Euskadi nos traemos la transferencia de conocimientos entre el profesorado y el mundo de la empresa. Porque no se puede formar futuros profesionales sin contar con el tejido empresarial (quizás esa sea una de las asignaturas pendientes en Andalucía). Allí visualizamos y palpamos proyectos realmente innovadores e interesantes, como Fabrika. Allí fuimos conscientes de que las formas de aplicar esos proyectos es más fácil de lo que a veces creemos, de que los lugares ya no son tanto físicos como lo son digitales, y de que debemos abrirnos a compartir el conocimiento y a que nos lo compartan.

 

Iremos al próximo Congreso porque estamos comprometidos con la Educación. Es muy importante que los centros educativos generen y favorezcan la asistencia regular a eventos de este calado, porque favorecen el aprendizaje y desarrollo de los docentes. Y es que, si éstos no aprenden o no se desarrollan, cómo van a enseñárselo a sus alumnos. Si queremos enseñar al alumnado, a los futuros profesionales, a ADAPTARSE a la sociedad, a ese entorno cambiante en el que estamos ya inmersos, éste es el camino.
Por último, no nos gustaría dejar de mencionar que en Euskadi nos atendieron fenomenal: nos abrieron las puertas de sus centros e institutos de vanguardia metodológica (EASO) y nos abrieron sus corazones (sin el corazón no se puede aprender, ni enseñar). Nos traemos buenas ideas, buenos consejos y grandes amigos.
Queremos resumir la experiencia con dos palabras: IMPRESCINDIBLE y NECESARIA. De todos es sabido que viajar abre la mente, pues abramos la mente y sigamos educando.

Los comentarios están cerrados.