Hoy día, nuestro alumnado, a veces con comportamientos algo irracionales, pretende inundar las aulas de un ambiente “tóxico” que de hecho, llega a contagiar a otros que pretenden continuar su camino tomando “otras direcciones” que son algo más adecuadas y “normales”. Esas conductas que resultan un tanto “irracionales” aunque acordes, quizás, a estas edades, pasan inadvertidas en los contextos sociales, educativos y/o familiares y con esto se van haciendo y convirtiendo en meros compañeros de sus vivencias resultando ser incómodas, desafiantes, negativas para ellos mismos y su futuro. Así pues, las consecuencias, definidas éstas como aquellas que resultan a causa de una circunstancia, son poco determinantes, quedando, de ese modo, faltas de coherencia y sentido.

En nuestro centro, no queremos que todo esto suceda y las consecuencias, deben tenerse presentes en todo momento en tanto en cuanto pudiera llegar a suceder algún hecho anómalo o discordante. ¿Qué consecuencia tiene el hecho de que un/a alumno/a agreda verbalmente a su docente? ¿Qué consecuencia tiene el hecho de que un/a alumno/a interrumpa de forma consciente y recurrente las explicaciones de su docente, haciendo que finalmente, las clases resulten tediosas e irritantes? ¿Qué consecuencia tiene el hecho de que un/a alumno/a, constantemente, insulte a sus compañeros/as llegando hasta el límite de hacer daño emocional, posiblemente, duradero en el tiempo? Y así, podríamos seguir redactando líneas y líneas, probablemente, llegando a ser incluso, ¿aburridas? Por consiguiente, ¿Las consecuencias se traducen en expulsiones y “punto y final”? No, definitivamente, no. Debemos intentar rescatar aquellos valores que quedaron ocultos, no sé exactamente, en qué momento, e intentar desterrarlos para que nuestros niños/as, adolescentes, jóvenes, convivan, compartan, sientan, reflexionen e interioricen de otro modo. Alternativas a dichas consecuencias, eso buscamos y estamos convencidos de que funciona; alternativas versus expulsiones a los hogares. En definitiva, alternativas, posibilidades, oportunidades para que nuestros hijos/as asuman, gestionen, aborden sus realidades de diversas maneras experienciando y viviendo, en tiempo real, qué se hace en otros espacios próximos a ellos/as, trabajando a un ritmo distinto, observando cómo se tratan aspectos sociales que pueden resultar determinantes para nosotros, los humanos, asumiendo y mostrando sus infinitas capacidades (porque tienen muchas, aunque ellos/as no lo sepan o reconozcan), pues estas edades, adolescencia y juventud, son así, complicadas, específicas y peliagudas, y nosotros, agentes educativos y sociales, estamos para ayudar a que sean auténticos/as reconocedores/as de todo cuanto poseen en su interior. Así pues, haciendo un breve recorrido por todas esas instituciones, entidades, asociaciones, etc., que han decidido unirse a nuestro centro para ir dando salida y abordar de forma directa  estos casos, podríamos mencionar las siguientes:

  • Triple Educa S.L., Granada

Esta empresa se dedica a la sensibilización y concienciación del comportamiento humano hacia el medio ambiente; el alumnado derivado a este espacio, trabajaría sobre la preparación de diversas actividades, talleres e incluso, charlas educativas y didácticas orientadas a discentes que cursan su misma etapa, ESO o FP Básica teniendo siempre presente que el hilo conductor de todo ello es la responsabilidad y uso consciente de todos aquellos recursos que la naturaleza pone a su disposición.

  • Real Sociedad de Hípica de Granada

Es bien sabido, por estudios científicos, comprobados y refutados que el trabajo con animales (presumiblemente domesticados), resulta eficaz para/hacia los humanos y su posible modificación de pensamiento y, por ende, conducta humana. Es por ello por lo que se ve interesante que los discentes derivados a este espacio, aprendan trabajando desde otra perspectiva y, obviamente, cercana a su realidad. El cuidado, atención, afecto trasladados a estos animales, concretamente, hacen que el sujeto llegue a conectar con éstos de un modo “auténtico y sentido”. 

  • Centro Hípico de Cenes de la Vega, Granada

Al igual que sucede con la empresa que precede a ésta, queremos y buscamos, además, que a los discentes les resulte fácil el acceso a la misma (hablando de distancia próxima a sus domicilios) y que a la hora de tener que trasladarse a estos espacios, sea más asequible para las familias. Se trabajaría del mismo modo que en la anterior.

  • Aldeas Infantiles S.O.S., Granada

Contamos con este equipo de trabajo desde el año 2015; cuentan con tres espacios en la capital, ubicados en distintas zonas y se trabaja de forma directa con el discente, ofreciéndole un servicio enfocado más a lo curricular y emocional.

  • Excmo. Ayto. Churriana de la Vega, de Granada, encuadrado todo en su proyecto socioeducativo, cuyo acuerdo de colaboración se ha firmado recientemente este curso académico, 2022/2023 enmarcándose en un cuadro socio-educativo y apostando por que ese alumnado que ha sido expulsado, sea reconducido en distintas áreas que conforman la sociedad en miras de trabajar ciertos valores tales como la solidaridad, la humildad, honestidad, respeto hacia los demás y, por qué, no, hacia uno/a mismo/a, respetar a los mayores y los iguales, todo ello, estando especial y encarecidamente supervisado por todos/as esos/as trabajadores/as de índole social y sanitario (psicólogos/as, trabajadores/as sociales, educadores/as sociales…).

Agradecemos a todas ellas la colaboración y la gran labor que hacen para con nuestro alumnado y esperamos sirva de ejemplo para el cambio que buscamos en la nueva línea de la educación y la formación.

Dña. Victoria Ruiz Ruiz

 

Los comentarios están cerrados.